Cuento: El amor siempre triunfa: Alicia y Carlos, un cuento de hadas en Almendrillo

Dibujo de primer plano de una chica muy soñadora con ojos verdes.

El amor siempre triunfa: Alicia y Carlos, un cuento de hadas en Almendrillo

Érase una vez en un pequeño pueblo llamado Almendrillo, habitaba una joven llamada Alicia.

Alicia era una chica muy soñadora, siempre perdida en sus pensamientos e imaginando historias fantásticas que ocurrían en su cabeza.

A pesar de ser una romántica empedernida, nunca había experimentado el amor en carne propia.

Una soleada mañana, mientras Alicia caminaba por el parque, se topó con un joven apuesto llamado Carlos, quien estaba sentado en un banco leyendo un libro.

El destino quiso que sus miradas se cruzaran y fue como si el tiempo se detuviera.

Ambos se sonrieron tímidamente, como si algo mágico los estuviera uniendo.

– Hola, soy Carlos -dijo el joven extendiendo su mano hacia Alicia.

– Mucho gusto, Carlos, soy Alicia -respondió ella estrechando su mano.

Desde aquel día, Alicia y Carlos se volvieron inseparables.

Paseaban tomados de la mano, compartían risas y charlas interminables, se convertían en el apoyo constante en la vida del otro.

Su amor era como un cuento de hadas, pero como en toda historia, también había obstáculos que superar.

Un día, Carlos fue llamado a realizar un viaje repentino por motivos de trabajo.

Alicia quedó desolada y preocupada por su despedida, pero Carlos le prometió que volvería pronto.

Pasaron semanas y Alicia comenzaba a perder la esperanza cuando, de repente, recibió una carta de Carlos.

En la carta, él le contaba que había estado trabajando en un proyecto muy importante y que ya estaba de regreso.

Alicia decidió preparar una sorpresa para la llegada de Carlos.

Decoró su casa con velas, flores y luces brillantes.

Cuando Carlos entró por la puerta, quedó maravillado por la atmósfera mágica que Alicia había creado.

Era como si hubiera entrado en un cuento de amor.

– ¡Alicia! No puedo creer lo maravillosa que eres. Te extrañé tanto -dijo Carlos, abrazando a Alicia con fuerza.

Los días pasaban y el amor entre Alicia y Carlos crecía cada vez más. Juntos, enfrentaban desafíos y se apoyaban mutuamente en cada paso que daban.

Cada uno descubrió que el verdadero amor era un viaje, con momentos felices y momentos difíciles, pero siempre juntos.

Y así, Alicia y Carlos vivieron muchos años de felicidad y amor.

Siempre recordaron que, a pesar de los tropiezos en el camino, luchar por el amor verdadero vale la pena.

Porque, al final del día, el amor siempre triunfa y construye finales felices.

Y colorín colorado, este cuento de amor ha terminado.

Abraham Cuentacuentos.

Más opciones de lectura con cuentos cortos

Más opciones de lectura con cuentos de amor

5/5 - (3 votos)

¿Te apuntas GRATIS al Club del Cuentacuentos?

Únete a otros 391 lectores, y empieza esta semana a recibir tus cuentos ORIGINALES gratis.

Cada semana, te comparto cuentos nuevos en tu bandeja de entrada.

Historias que te transportarán a mundos mágicos, aventuras emocionantes y viajes inolvidables, todo desde la comodidad de tu hogar.

¡Recuerda que nunca te enviaré spam! Echa un vistazo a la política de privacidad para más información.

Responsable: Abraham Velázquez Moraira. Propósito: Solo para enviarte mi newsletter y poder responder tus email. Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Destinatarios: Tus datos los guardaré en mi propio servidor dentro de la U.E., gracias al servicio de MailPoet.

Publicaciones Similares