Cuento: La aventura mágica de Laura y su abuelita en Navidad

Dibujo de un pueblo nevado en Navidad.

La aventura mágica de Laura y su abuelita en Navidad

Había una vez en un pequeño pueblo llamado Portus, una niña llamada Laura.

Laura vivía con su abuelita, doña Rosa, quien siempre le contaba hermosas historias antes de dormir.

En vísperas de la Navidad, Laura se levantó con mucha ilusión y fue corriendo a la sala de estar, donde encontró a su abuelita preparando un delicioso desayuno.

«¡Buenos días, abuelita!» exclamó Laura emocionada. «¿Hay algún regalo para mí debajo del árbol?»

Doña Rosa sonrió y respondió: «Buenos días, querida. Puedes abrir uno antes de desayunar, pero el verdadero regalo de hoy es una aventura especial que nos espera.»

Laura estaba intrigada y rápidamente abrió su primer regalo.

Era un mapa misterioso con un mensaje escrito en él: «Sigue el camino de las luces y encontrarás la magia de la Navidad.»

Llena de emoción, Laura y su abuelita salieron a la calle y comenzaron a seguir las luces brillantes que señalaba el mapa.

El camino las llevó a través de bosques encantados, campos nevados y pequeños pueblos donde los habitantes estaban muy ocupados decorando sus casas para la Navidad.

En cada lugar que Laura y su abuelita visitaban, conocían a personajes encantadores y escuchaban historias fascinantes.

Había un anciano llamado Don Tomás que les contó cómo la Navidad se convirtió en una época de amor y generosidad, y una señora llamada Doña Carmen que les enseñó a cantar villancicos en la plaza del pueblo.

Pero la aventura de Laura y doña Rosa aún no había terminado.

El mapa las guió hacia un bosque oscuro, donde tuvieron que resolver acertijos y encontrar pistas para seguir adelante.

Después de muchas pruebas y desafíos, llegaron a una puerta de diamantes que se abrió mágicamente y las llevó a un lugar maravilloso: el Jardín de la Felicidad.

Allí, reinaba la alegría y el amor, y todas las personas que habían conocido en su viaje estaban allí, celebrando la Navidad juntos.

Laura se dio cuenta de que el verdadero regalo de la Navidad no era un objeto material, sino la alegría de compartir momentos especiales con seres queridos y la satisfacción de ayudar a los demás.

Así, Laura y su abuelita regresaron a casa, llevando consigo la magia del Jardín de la Felicidad.

Compartieron su experiencia con el resto del pueblo y todos aprendieron la importancia de la generosidad y el amor en Navidad.

Desde ese día, Laura siempre recordó su aventura y se convirtió en una defensora de la alegría y la bondad, llevando consigo el espíritu navideño a lo largo de los años.

Y así, en cada Navidad, el pueblo de Portus se iluminaba con felicidad y amor gracias a Laura y su abuelita.

Y colorín colorado, este cuento de Navidad ha terminado.

Recuerda siempre llevar la magia de la Navidad en tu corazón y compartir sonrisas en cada rincón del mundo. ¡Felices Fiestas!

Abraham Cuentacuentos.

Otros cuentos de esta Navidad que puedes leer ahora

5/5 - (2 votos)

¿Te apuntas GRATIS al Club del Cuentacuentos?

Únete a otros 391 lectores, y empieza esta semana a recibir tus cuentos ORIGINALES gratis.

Cada semana, te comparto cuentos nuevos en tu bandeja de entrada.

Historias que te transportarán a mundos mágicos, aventuras emocionantes y viajes inolvidables, todo desde la comodidad de tu hogar.

¡Recuerda que nunca te enviaré spam! Echa un vistazo a la política de privacidad para más información.

Responsable: Abraham Velázquez Moraira. Propósito: Solo para enviarte mi newsletter y poder responder tus email. Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Destinatarios: Tus datos los guardaré en mi propio servidor dentro de la U.E., gracias al servicio de MailPoet.

Publicaciones Similares