Cuento: La Estrella Perdida

Dibujo del cielo nocturno al atardecer con la Vía Láctea y muchas estrellas.

La Estrella Perdida

Había una vez en el vasto tapiz del universo, una pequeña estrella llamada Stella que vivía en la constelación de Orión.

Stella no era una estrella cualquiera; poseía un brillo particularmente cálido y acogedor que la hacía destacar entre sus compañeras celestiales.

Una noche, mientras el firmamento realizaba su danza eterna, una potente ráfaga de viento cósmico, más fuerte que cualquier otro que se haya visto en milenios, barrió el cielo.

Stella, distraída observando el vuelo de un cometa cercano, fue arrastrada lejos de su hogar, llevada hacia un rincón desconocido del cosmos.

Perdida y desorientada en un sector extraño del universo, Stella sintió por primera vez la magnitud de su soledad.

Rodeada de constelaciones desconocidas, la pequeña estrella comenzó su odisea para encontrar el camino de regreso a su querida Orión.

Durante su viaje, Stella atravesó galaxias espirales con brazos que parecían acunar estrellas nebulosas, y campos de asteroides donde rocas antiguas contaban historias del nacimiento del cosmos.

En una nebulosa particularmente hermosa, Stella conoció a Nova, una estrella joven con una energía contagiosa.

Nova le enseñó a Stella cómo utilizar los pulsos gravitacionales para acelerar su viaje a través de las estrellas.

Cada encuentro con cometas errantes y planetas solitarios enriquecía a Stella con conocimientos y historias.

Un viejo planeta, cubierto de cicatrices de meteoritos, le contó sobre la resiliencia, enseñándole que cada impacto, aunque doloroso, era una oportunidad para crecer y renovarse.

Con cada nueva lección aprendida, la esperanza de Stella crecía.

Aunque a veces, en el silencio entre los sistemas estelares, la melancolía y la duda se apoderaban de ella, recordaba las palabras de Nova y el consejo del viejo planeta, y encontraba en ellos la fuerza para continuar.

Finalmente, después de un periplo que pareció una eternidad, Stella comenzó a reconocer patrones familiares en el cielo. Estaba cerca de casa.

Con una mezcla de temor y alegría, aceleró su paso, guiada por la configuración cósmica que había estudiado durante su viaje.

Cuando finalmente Stella regresó a la constelación de Orión, fue recibida con una luminosa ovación.

Las estrellas hermanas, que habían sentido su ausencia, ahora celebraban su retorno y la luz que había traído consigo. Stella brilló con una luz más fuerte y clara, forjada en la odisea de su experiencia y las numerosas pruebas superadas.

Desde entonces, Stella no solo ha sido una guía para las estrellas jóvenes que se aventuran en el cosmos, sino también un faro de esperanza y coraje para todos aquellos que, en momentos de desolación, miran al cielo en busca de un camino a casa.

Así, la historia de Stella, la estrella perdida que encontró su camino de vuelta, se convirtió en una leyenda, iluminando los cielos y los corazones por igual.

Abraham Cuentacuentos.

Mira aquí más cuentos cortos

3.3/5 - (7 votos)

¿Te apuntas GRATIS al Club del Cuentacuentos?

Únete a otros 391 lectores, y empieza esta semana a recibir tus cuentos ORIGINALES gratis.

Cada semana, te comparto cuentos nuevos en tu bandeja de entrada.

Historias que te transportarán a mundos mágicos, aventuras emocionantes y viajes inolvidables, todo desde la comodidad de tu hogar.

¡Recuerda que nunca te enviaré spam! Echa un vistazo a la política de privacidad para más información.

Responsable: Abraham Velázquez Moraira. Propósito: Solo para enviarte mi newsletter y poder responder tus email. Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Destinatarios: Tus datos los guardaré en mi propio servidor dentro de la U.E., gracias al servicio de MailPoet.

Publicaciones Similares